abril 16, 2019

SPF, DKIM y DMARC: qué son y cuál es su importancia en la seguridad de tus envíos

Tiempo de lectura 3 min
spf-dmarc

La seguridad del correo electrónico ha mejorado significativamente en los últimos años gracias a los nuevos protocolos de autenticación como el SPF, DKIM y DMARC.

En este artículo te daremos más información sobre cómo estos marcos te mantienen a ti y a tus destinatarios seguros en la web.

¿No te molesta cuando un correo electrónico proviene de lo que parece que es tu banco o compañía de tarjetas de crédito pero es falso? ¿Qué sucede cuando estos correos electrónicos intentan solicitarte información confidencial mediante la suplantación de estas empresas?

Estas son estafas, conocidas como suplantación de identidad (phishing), y pueden generar grandes problemas para los destinatarios que confían en estos correos.

Afortunadamente, se han implementado varios marcos de autenticación para garantizar que el envío de correos electrónicos a través de servidores SMTP sea mucho más seguro, lo que hace que sea mucho más difícil hacerse pasar por un tercero y obtener información fraudulenta.

¡Conocer el modo en que las herramientas de autenticación de correo electrónico SPF, DKIM y DMARC trabajan juntas para mantener tus correos electrónicos seguros es el primer paso perfecto para protegerse y proteger a tus contactos de correos electrónicos fraudulentos!

Una vez que comprendas mejor estos marcos de autenticación, podrás configurar correctamente las políticas SPF, DKIM y DMARC para tu propio dominio de envío e IP para aumentar la capacidad de entrega de tus correos electrónicos y hacer que tus mensajes sean más seguros.

 

SPF autentifica emails

 

Los proveedores de servicios de Internet (ISPs) son las compañías que proporcionan al mundo acceso a Internet y la capacidad de enviar y recibir correo electrónico.

Con el email marketing, estamos más preocupados por los proveedores de buzones de correo electrónico como Gmail y Yahoo, que entran en esta categoría.

Los ISP protegen contra los atacantes malintencionados de enviar correo basura y enmascararse detrás del dominio de envío o dirección de correo electrónico de otra empresa mediante filtros y protocolos de seguridad.

Una de las herramientas más importantes en esta lucha contra el fraude por correo electrónico es un sistema de autenticación llamado Sender Policy Framework (SPF).

SPF te permite designar hosts de envío específicos (direcciones IP) que están autorizadas para enviar correos electrónicos utilizando tu dominio (por ejemplo, sendinblue.com).

Esto permite a los ISP verificar si la IP de envío coincide con tu registro de SPF y rechazar cualquier farsante que use tu dominio para enviar correos desde hosts no autorizados, esto en un esfuerzo por protegerse contra el fraude y la falsificación.

 

DKIM valida

 

El siguiente enlace en la cadena defensiva es el DKIM que significa DomainKeys Identified Mail.

DKIM es un método para validar el contenido del mensaje con el nombre de dominio del remitente, mediante la autenticación criptográfica. Consiste en una firma digital que se adjunta a un correo electrónico y se puede verificar mediante la clave criptográfica pública que está disponible en los registros DNS del dominio utilizado para enviar el mensaje.

Esto permite a los proveedores de la bandeja de entrada verificar que el contenido de un mensaje de correo electrónico no haya sido manipulado mientras se enruta a través de diferentes servidores SMTP después de ser enviado.

Piensa en esto como una contraseña súper secreta que se utiliza para ingresar al club más popular (solo en este caso, el club es la bandeja de entrada de correo electrónico de tu destinatario).

 

DMARC agrega instrucciones adicionales

 

Finalmente, DMARC (Domain-based Message Authentication, Reporting & Conformance) se basa en estos dos últimos procesos para cerrar el ciclo de autenticación de correo electrónico.

Esencialmente, el DMARC permite a los remitentes configurar instrucciones en sus registros DNS sobre cómo los proveedores de la bandeja de entrada de correo electrónico deben manejar los mensajes que fallan las comprobaciones de SPF o DKIM.

Esto proporciona otra capa de protección para los lectores de contenido de correo electrónico potencialmente dañino.

También funciona como una alerta que te permite a ti, el remitente, saber si alguien está usando tu nombre de dominio para enviar contenido malicioso.

¡Eso es mucha protección!

 

¿Qué sigue?

 

Ahora que has dominado tu comprensión de cómo estos verificadores trabajan juntos para proteger tu dominio, ¡es hora de poner tu nuevo conocimiento en práctica! El uso de estos sistemas de autenticación en tu dominio es una forma segura de mejorar la capacidad de entrega de tu campaña de correo electrónico.

En Sendinblue, ofrecemos a los usuarios la capacidad de configurar todos estos procesos (SPF, DKIM y DMARC) en los registros públicos de sus dominios para cada correo electrónico que se envíe, lo que garantiza una mejor capacidad de entrega de los correos electrónicos y mayor seguridad.

 

¿Estás lista(o) para enviar tu primera campaña de email marketing?

Quiero tener contactos ilimitados y una solución de marketing todo en uno. 🚀

Quiero crear una cuenta en Sendinblue

¿Listo(a) para llevar tu marketing a otro nivel?

Elimina el estrés de tu trabajo con una solución diseñada para ti!

Comienza gratis