marzo 31, 2022

Notificaciones push: qué son y para qué sirven

Tiempo de lectura 11 min

Llegar a la audiencia en el momento oportuno es uno de los principios básicos de una estrategia de marketing digital eficaz. Para lograrlo, las notificaciones push o notificaciones emergentes son un canal que puede complementar muy bien otras acciones como el email marketing.

Como su nombre indica, las notificaciones push «emergen» directamente en el móvil o el equipo informático del usuario para recordar de forma rápida las promociones o novedades más importantes de una marca o facilitar contenidos que aporten valor.

Considera que al igual que los correos electrónicos promocionales, las notificaciones push están sujetas al permiso del usuario para recibirlas (opt-in). Además, el riesgo de que se perciban como intrusivas es aún mayor que con el email, por lo que es importante aprender a usarlas bien. En este artículo, vamos a ver las principales características de las notificaciones emergentes y las mejores prácticas para llevar a cabo una estrategia de marketing con ellas.

🧐 ¿Qué son las notificaciones push?

Una notificación push o notificación emergente es un mensaje corto que aparece directamente en la pantalla principal del móvil o el ordenador del usuario.

Las características de las notificaciones push dependen del tipo de dispositivo que utilice el usuario.

Una notificación push para web se configura directamente en el navegador web del usuario. Están vinculadas a un sitio web y no es necesario desarrollar una aplicación específica para enviarlas. 

La visualización de estas notificaciones depende de cada dispositivo. En general, aparecen en la esquina inferior derecha de la pantalla de la computadora u ordenador.

Una variante son las ventanas emergentes, que se diferencian de las notificaciones push web en que el usuario debe visitar tu sitio web para que aparezcan.

Las notificaciones push para móviles son las más frecuentes. Están vinculadas a las aplicaciones móviles y se configuran en los sistemas operativos como Android y iOS. El usuario recibe el mensaje en la pantalla principal de su teléfono celular o tableta, normalmente antes de desbloquear el dispositivo.

En una época como la actual, en la que el tráfico móvil supone más de la mitad del tráfico web mundial, es destacable el potencial de marketing de las notificaciones push para móviles. Lo ilustra, por ejemplo, este estudio de Invespcro:

  • Las notificaciones emergentes aumentan un 88 % la interacción de los usuarios con la aplicación móvil. 
  • Un 48 % de las compras de comercio electrónico móvil se efectuaron después de que el cliente recibiera una notificación de la aplicación móvil.

Tipos de notificaciones push

En función de su llamada a la acción, las notificaciones push pueden ser promocionales, informativas o transaccionales.

  • Las notificaciones push promocionales son aquellas cuya llamada a la acción está orientada directamente a la conversión del prospecto en cliente. Puede ser con un descuento, una promoción o simplemente resaltando un producto que puede interesar al prospecto.

Notificación push promocional de Booking

  • Las notificaciones push transaccionales desempeñan una finalidad similar a los emails transaccionales, aunque —obviamente— de forma mucho más breve. En el comercio electrónico, pueden ser útiles para notificar las etapas más importantes de la transacción.

Notificación push transaccional de envío entregado de Amazon

  • Las notificaciones push informativas son las que invitan a leer un artículo o consultar un contenido que aporta valor al usuario. Se usan a menudo en prensa digital, pero otros tipos de empresas también les pueden sacar partido. Recuerda que una buena estrategia de lead nurturing combina los contenidos informativos con los promocionales.

Origen de las notificaciones push

Las notificaciones push originales surgieron para las aplicaciones móviles. Fueron concebidas inicialmente por BlackBerry en 2003 y Apple terminó de popularizarlas en 2009.

Hoy en día, todos los usuarios de smartphone reciben estos mensajes cortos en sus pantallas, en iOS, Android y otros sistemas; y se usan a menudo en las campañas de marketing móvil.

A partir de 2012, el servicio Google Cloud Messaging marcó el nacimiento de las notificaciones push para navegadores web. Actualmente, están disponibles en los navegadores web como Google Chrome, Firefox y Safari y se integran en una gran parte de las estrategias de marketing digital.

Características de las notificaciones push

Las notificaciones emergentes son mensajes cortos y directos con unas características específicas:

👌🏻 Principio de consentimiento u opt-in para recibirlas

El marketing digital eficaz se basa en el consentimiento y las notificaciones push no son ninguna excepción: solo se envían a quien acepta recibirlas.

Pantalla de opt-in de las notificaciones push del periódico El Mundo

Este consentimiento se podrá revocar en cualquier momento en los ajustes del navegador web o del teléfono móvil. Además de ser un requisito legal, esta es una buena práctica para las acciones de marketing digital. Enviar notificaciones, newsletters, SMS o cualquier otro mensaje a personas que los perciben como intrusivos no tiene una gran utilidad para tu marca.

📏 Longitud limitada y mensajes concisos

Las notificaciones push son mensajes breves y los requisitos técnicos de las distintas plataformas suponen la primera y principal limitación a su extensión. En general, constan de un título limitado a unos 40-60 caracteres y un mensaje de unos 120 caracteres en Windows y mucho más breve en Mas OS.

La siguiente tabla de PushOwl indica los límites de caracteres de las notificaciones push para los navegadores web Chrome, Firefox y Safari en los distintos sistemas operativos.

Fuente: PushOwl

✉ Mensajes directos con mayor interacción

En comparación con el email marketing, las notificaciones push son aún más directas. Por lo general, los usuarios son más selectivos a la hora de aceptarlas, pero si lo hacen será porque tienen un grado de interés relativamente alto en recibir las novedades de tu empresa.

Además, en el caso de las notificaciones emergentes móviles, su recepción suele ir vinculada a la descarga de la aplicación, que demuestra un interés en la marca.

Según los datos recopilados por Xtify, una compañía de IBM, las tasas de apertura medias de las notificaciones push oscilan entre el 30 % y el 60 %, mientras que las del email marketing rondan un 20 % (un 25,85 % para los correos electrónicos enviados con Sendinblue en 2020).

Las mejores prácticas para enviar notificaciones push

Las notificaciones push son un buen recurso para comunicar mensajes promocionales o transaccionales en tiempo real a los destinatarios, siempre que se usen bien. Estas son las buenas prácticas más importantes para desarrollar campañas de notificaciones push:

Utilizar mensajes concisos con una llamada a la acción clara

Los mensajes de una notificación push no solo deben ser cortos por los requisitos técnicos, tal como mencionamos en la sección anterior. También debes tener presente que los destinatarios van a dedicar escasos segundos a procesarlos. Si no les queda claro de inmediato el valor que les estás ofreciendo con la notificación emergente, lo más probable es que la ignoren.

También hay cifras que corroboran esto. Según este estudio de Upland, las notificaciones emergentes con 10 o menos palabras son las generan una mayor tasa de clic entre los usuarios, mientras que los mensajes de más de 20 palabras tienen bastante menos acogida.

Fuente: Upland

El mensaje conciso de una notificación push debe incluir una llamada a la acción concreta que deje claro al destinatario qué beneficio obtendrá si hace clic en ella. Puede ser aprovechar un descuento, leer un artículo con información útil o volver a jugar a un juego del que disfruta, por ejemplo.

Atención a la frecuencia de envío

Los prospectos que aceptan tus notificaciones emergentes te están dando su confianza: el derecho a interrumpirlos en cualquier momento para dejarles un mensaje. Te corresponde usar bien esa confianza. Demasiadas notificaciones pueden hacer que el usuario anule su suscripción o desinstale la aplicación móvil.

Helplama ha investigado cuál es la frecuencia idónea de envío. Su estadística se centra en notificaciones emergentes móviles y concluye que un 13 % de los usuarios desinstalarían una aplicación si reciben una sola notificación push semanal, mientras que un 43 % lo harían al recibir entre 2 y 5 notificaciones semanales y el 44 % restante toleraría una mayor frecuencia de envío.

Fuente: Helplama

El estudio de Helplama se circunscribe a Estados Unidos, donde los usuarios de smartphone reciben un promedio de 46 notificaciones push al día (de muchas aplicaciones distintas y con propósitos muy variados, por supuesto).

Por lo general, podemos considerar que más de una notificación push promocional a la semana puede ser demasiado. En el caso de las notificaciones transaccionales, este límite es más flexible.

Notificaciones push segmentadas y personalizadas

Numerosas plataformas permiten segmentar las notificaciones push de forma similar a las campañas de email marketing, de manera que cada usuario recibe las notificaciones que le interesan en el momento más oportuno.

También es posible personalizar el mensaje. Por ejemplo, puedes incluir el nombre del destinatario. Esta investigación de Leanplum ha concluido que las notificaciones emergentes con contenido personalizado se abren cuatro veces más que las notificaciones push con contenido sin personalizar.

También se puede personalizar el momento de envío en función del perfil de cada receptor. Según el mismo estudio de Leanplum, cuando se define la hora de envío de las notificaciones push basándose en el comportamiento del usuario, la tasa de apertura se multiplica por ocho.

El carrito abandonado en notificación emergente

El recordatorio de carrito abandonado del comercio electrónico es otro envío de email marketing que tiene su traslación a las notificaciones push. A veces, cuando un usuario deja una compra virtual a medias, recibir un recordatorio le lleva a completarla.

Las notificaciones push permiten que este recordatorio sea más visible que un correo electrónico, aunque también puede resultar más invasivo. Depende bastante del sector y el perfil de consumidor, por lo que no dudes en realizar pruebas para ver qué genera mejores resultados en tu comercio electrónico. En general, las notificaciones push son mejor recibidas cuando el recordatorio de carrito abandonado va acompañado de un descuento que expira a las pocas horas.

Una variante bastante próxima para navegador web es la ventana emergente de carrito abandonado. En el siguiente ejemplo, el diario El Comercio invita al usuario a completar la suscripción que dejó a medias:

Incluir imágenes y botones

Las notificaciones push son breves, pero eso no significa que no integren el lenguaje visual. En la mayoría de las plataformas para configurar notificaciones emergentes, es posible incluir una imagen que acompaña el mensaje. No conviene pasar por alto esta posibilidad, al menos en las notificaciones más importantes.

En función de tu campaña, puedes utilizar tu logo o una imagen de producto para ilustrar tus notificaciones.

También puedes integrar botones de llamada a la acción (CTA), que deben destacar visualmente (con un color que resalte sobre el fondo) y contener un texto que deje clara la acción que ofrece la notificación.

Un formato de notificación push bastante eficaz es el que ofrece dos botones distintos de llamada a la acción, para que el usuario pueda elegir.

Fuente: PushOwl

Apelar a la urgencia

Cuando envías un email a tus prospectos, es posible que pasen varios días antes de que lo abra. En cambio, las notificaciones push aparecen directamente en la pantalla, por lo que el usuario va a verlas antes. Por tanto, una notificación emergente es perfecta para recordar un descuento, una promoción o la inscripción a un evento en las últimas horas antes de que acabe el plazo. Sucede algo parecido con el SMS marketing.

Las frases como «Disponible hasta mañana», «Últimas plazas» o «Últimos 2 ejemplares» pueden ser eficaces para generar un sentimiento de urgencia. Insistimos: sin abusar, solo cuando de verdad sea importante.

Conclusión

Las notificaciones push son un buen ejemplo de arma de doble filo en el marketing digital. Por un lado, pueden ser un buen recurso para fomentar la retención de prospectos y clientes. Al recibir una notificación emergente, rememoran sus interacciones con tu marca y pueden tener incentivos para repetirlas: visitar nuevamente tu sitio web, volver a comprar un producto…

El inconveniente se puede intuir fácilmente. Una notificación que emerge en la pantalla en cualquier momento puede resultar invasiva, con el consiguiente riesgo de que la reputación del remitente se resienta. No escatimes en pruebas para optimizar la experiencia de los receptores de las notificaciones y personalizarla lo máximo posible. El método de testeo de las pruebas A/B también se puede aplicar a las notificaciones emergentes y aporta información bastante valiosa sobre el comportamiento de los usuarios al recibirlas.

El usuario que acepta las notificaciones push de tu marca te está dando acceso directo a la pantalla de desbloqueo de su smartphone o a la pantalla principal de su equipo informático. Devuélvele esa confianza: la mejor forma de hacerlo será con envíos selectivos y que aporten valor.

¡Suscríbete a nuestra newsletter!
Recibe mensualmente consejos y tips en marketing digital.
* Puedes darte de baja en cualquier momento

¿Listo(a) para llevar tu marketing a otro nivel?

Elimina el estrés de tu trabajo con una solución diseñada para ti!

Comienza gratis