abril 3, 2020

¿Deberías de comprar una lista de correos electrónicos?

Tiempo de lectura 3 min
lista de correos electronicos

Para poder enviar newsletters basta con tener la dirección de email para ponerse en contacto. Pero el verdadero reto es obtener una lista de contactos y esto no pasa de la noche a la mañana.

Hay muchas personas que compran listas de contactos sin embargo, si se analiza detenidamente hay muchos motivos para desaconsejar esta práctica. En esta página descubrirás por qué no deberías comprar ninguna dirección y qué alternativas hay para conseguir nuevos clientes.

Ventajas y desventajas de comprar listas de correos electrónicos

Ventajas

  • Se cuenta inmediatamente con una lista de contactos
  • Se puede ganar de golpe muchos datos de atributos de contactos

Inconvenientes

  • Se infringe el Reglamente General de Protección de datos RGPD al enviar correos a personas que no se registraron a tu lista
  • Puede conllevar a problemas en las entregas y con ellos dañar tu reputación de la dirección IP
  • No está garantizada la relevancia de tus newsletters para los suscriptores
  • Hay datos faltantes y erróneos que dificultan las personalizaciones

Encontrar suscriptores para la propia newsletter, parece ser un asunto laborioso y que lleva mucho tiempo. Por eso, el simple hecho de comprar direcciones o listas de emails enteras resulta una posibilidad muy prometedora y que ahorra mucho tiempo.

Parece como si con un esfuerzo mínimo se pudiera mandar una newsletter a muchos destinatarios.

Sin embargo, esto conlleva un riesgo que no se debe pasar por alto. Existen muchos motivos por los que no se debería comprar ninguna dirección de email.

Primero, el tamaño de la lista de correos electrónicos no es ninguna garantía de éxito para la newsletter. Para poder conseguir nuevos clientes hay formas mucho más efectivas.

Las listas de direcciones compradas contienen con frecuencia datos incompletos o falsos. Por eso, la relación calidad-precio no es la idónea.

Segundo, deberías de tener en cuenta que, cuando compra las direcciones de email, no puedes saber en absoluto si los destinatarios están interesados en tus contenidos.

Ten en cuenta que tus correos solo se leerán, cuando los contenidos sean relevantes para los destinatarios. En el peor de los casos, los contactos marcarán tus correos como spam, por lo que tus tasas de entregas disminuirán y probablemente los proveedores de email te sancionarán.

Aparte de estos retos, en muchos países europeos es obligatorio contar con un consentimiento explícito de los destinatarios antes del envío de la newsletter.

Si compras direcciones de correo electrónicos nunca puedes estar seguro(a) de si los contactos han dado este tipo de declaración de conformidad.

En resumidas cuentas, se desaconseja la compra de direcciones.

¿Cuáles son las alternativas a la compra de direcciones de email?

Todo es más seguro cuando recopilas las direcciones de correo electrónico y mejor si lo haces por un proceso de doble opt-in.

Si bien es cierto que no es tan rápido como comprar listas de emails, se tienen contactos muchos más calificados e interesados en tu marca.

Si quieres aumentar la adquisición de nuevos clientes, deberías ofrecerles a los interesados la posibilidad de registrarse a tu newsletter.

Para ello puedes integrar un formulario de registro por ejemplo en tu página web o en tu tienda online.

Todos los destinatarios que se decidan registrarse en tu newsletter estarán probablemente interesados en tus contenidos. Puedes estar seguro de que una gran parte de tus contactos abrirá tu newsletter y le dedicará tiempo.

Con Sendinblue esto es muy fácil gracias al práctico generador de formularios. Tú diseñas tu formulario de registro sin necesidad de tener conocimientos de programación. Las nuevas direcciones se añadirán automáticamente a tu lista de suscriptores en Sendinblue.

Tú tienes control completo sobre tu lista de suscriptores y sabes de forma exacta qué atributos están registrados.

Por lo tanto, para ganar nuevos clientes es definitivamente preferible recopilar uno mismo las direcciones de emails. En comparación con comprar listas de correos electrónicos, este proceso requiere algo más de paciencia, pero aumenta enormemente la calidad de tu lista de suscriptores, además de que estarás tranquilo(a) de estar cumpliendo con el Reglamento General de Datos.

Si quiere tener éxito en email marketing y mejorar tasas de conversión, es mejor no comprar una lista de correos electrónicos.

¿Listo(a) para llevar tu marketing a otro nivel?

Elimina el estrés de tu trabajo con una solución diseñada para ti!

Comienza gratis