octubre 21, 2021

Estrategia y tipos de segmentación en email marketing

Tiempo de lectura 10 min

La frase «Divide y vencerás» aplica también en email marketing. Y es que cuando enviamos una campaña de email marketing a una sola base de contactos puede ser muy práctico, pero cuando segmentamos nuestras campañas podemos lograr un mayor impacto.

Muchas veces recibimos emails que no son relevantes para nosotros, por lo que ni nos tomamos la molestia de abrirlos o al contrario, nos damos de baja.

Esto le puede suceder a tus campañas sin una correcta segmentación de listas. Al enviar el mensaje correcto a las personas adecuadas lograrás captar mejor su atención, aumentar las tasas de apertura/clic e incluso reducir las cancelaciones.

Este artículo explica cómo puedes utilizar la segmentación de listas para crear campañas de email marketing más relevantes, y cómo puedes dividir tus contactos en función de atributos, características y comportamiento.

Segmenta tus listas con Sendinblue

Una de las grandes ventajas de Sendinblue es que te permite hacer una segmentación eficaz de contactos, y a diferencia de otras herramientas, no hay cobro por listas o contactos duplicados.

Conoce los planes que tenemos para ti>>

Conceptos básicos de la segmentación de listas de email

La segmentación en email marketing implica proceso de separar las listas de contactos en sub-grupos más pequeños basados en criterios definidos. De esta manera, los especialistas en marketing pueden dirigirse a diferentes segmentos con campañas de correo electrónico personalizadas en función de las características de los suscriptores.

Los principales tipos de segmentación son los siguientes:

  • Demográfico: información concreta sobre quiénes son los contactos.
  • Psicográfico: características subjetivas de las personalidades de los contactos.
  • Comportamiento: datos basados en las interacciones pasadas de los contactos con tu negocio o sitio web.
  • Geográfico: ubicación de los contactos.

¿Por qué es importante la segmentación en email marketing?

La necesidad de segmentar la lista proviene del hecho de que tu audiencia no es un grupo uniforme. En cambio, está compuesto por diferentes tipos de clientes cuyas motivaciones varían según su perfil. Por lo tanto, si deseas aprovechar al máximo cada uno de ellos, un enfoque único para todos no te dará los mejores resultados.

La segmentación te permite dirigirte a diferentes grupos con contenido que sea relevante para ellos y sus necesidades. Esto viene con una serie de beneficios para tu estrategia de marketing por correo electrónico como:

Mejores resultados de campaña

Los correos electrónicos relevantes resultan en una mejor respuesta de los suscriptores. Si el asunto de tu correo electrónico capta su interés, es más probable que lo abran. Y si el contenido hace lo mismo, continuarán haciéndolo en el futuro. También obtendrás más clics y conversiones si lo que envías se ajusta a las necesidades del lector.

Por otro lado, si los contactos reciben regularmente emails que no les interesan, no solo la participación será menor, sino que también correrás el riesgo de que tus contactos cancelen la suscripción o te marquen como spam.

Mayor capacidad de entrega

El rendimiento de tus campañas de correo electrónico impacta directamente en la reputación de tu remitente. Esto significa que un engagement deficiente debido a la falta de segmentación podría hacer que las campañas futuras terminen en spam.

Al dirigirte a los contactos donde tu campaña tendrá más impacto, evitarás dañar tus estadísticas de rendimiento y, a su vez, tu capacidad de entrega futura.

Clientes más leales

Para mantener su interés, el destinatario debe sentir que el mensaje del correo está escrito para ellos.

Al enviar constantemente contenido que se dirija a tu audiencia a nivel personal, generarás confianza en tu marca. Y esto se traduce en clientes más leales y compras repetidas.

Más información de tus contactos

El proceso de segmentar tus campañas ayuda a comprender mejor a tu audiencia. Por ejemplo, puedes probar qué contenido funciona para diferentes perfiles e identificar los grupos con el mejor engagement para determinar quiénes son tus clientes más valiosos.

Tipos de segmentación

Antes de comenzar necesitas asegurarte de contar con lo siguiente:

  • Una base de contactos opt-in, esto es, que hayan aceptado recibir tus correos.
  • Un software de email marketing que te permita administrar los atributos de tus contactos y segmentar tus campañas de email.

Entonces, ¿cómo puedes segmentar tu lista de emails para lograr los mejores resultados? A continuación, encontrarás ejemplos de los diferentes tipos de segmentación:

Datos demográficos

La segmentación por datos demográficos es la forma más fácil (y por lo tanto la más común) de dividir. Agrupar personas por ubicación, género o edad te permite dirigir tu mensaje de una mejor manera que si simplemente enviaras un correo electrónico masivo a todos tus suscriptores.

Ejemplos de datos demográficos:

  • Edad
  • Género
  • Ingreso
  • Nacionalidad

Características psicográficas

La segmentación psicográfica va un paso más allá que la demográfica, ya que considera no solo quién es un contacto, sino también los factores psicológicos que motivan el comportamiento del consumidor.

Estos pueden incluir:

  • Intereses
  • Estilo de vida
  • Valores

Comportamiento del contacto

Las acciones que los contactos toman (o no toman) también ofrecen pistas sobre su interés en la oferta de tu empresa o negocio.

A continuación, se muestran algunas actividades que se pueden dar seguimiento para la segmentación:

  • Métricas de engagement del correo, como tasas de apertura y clics
  • Interacciones con el sitio web
  • Historial de compras
  • Uso de un producto o servicio

Factores geográficos

Esta es una estrategia de segmentación clave para tiendas o negocios con múltiples ubicaciones.

Puedes por ejemplos, agrupar contactos por:

  • País, región, ciudad o código postal
  • Zona horaria
  • Idioma

Ideas de estrategias de segmentación en email marketing

1. Acciones relacionadas con los correos electrónicos

Si bien la segmentación demográfica es un gran comienzo, también es cierto que no es la forma más efectiva de segmentación por sí sola. La orientación por comportamiento lleva la segmentación un paso más allá para agrupar a las personas con detalles mucho más personales.

Puedes evaluar a tus suscriptores y segmentarlos en función de sus intereses, actitudes y opiniones. Puedes usar la información que ya tienes para discernir qué podría interesarles, tal como el historial de compras, qué tipos de correos electrónicos han abierto, en qué sitios han hecho clic antes, dónde han pasado más tiempo en tu sitio, etc.

Hacer una lista sobre los contactos inactivos (que no han visitado tu sitio) también es útil ya que puedes enviarles un mensajes para recordarles el valor de tu producto o cuál es el siguiente paso que quieres que hagan.

2. Preferencias de contenido

Si planificas con anticipación, incluso puedes preguntar a los suscriptores qué es lo que les gusta por adelantado para que, cuando se presenten como clientes potenciales, tengas una idea sólida de qué temas puedes promover en tus newsletters. Algunas compañías les piden a los suscriptores que seleccionen los temas que les gustaría recibir y con qué frecuencia desean recibir correos electrónicos.

3. Nivel de engagement

A lo largo del año, debes hacer un seguimiento de cuáles de tus correos electrónicos han obtenido las tasas de engagement más altas. Con estos correos electrónicos puedes aprender qué tipo de contenido atrae a los suscriptores y segmentar tu lista de acuerdo a los kpi’s en email marketing.

Una buena manera de aumentar las tasas de engagement es hacer pruebas A/B del contenido y línea de asunto de tu correo.

El seguimiento de las métricas de interacción mejoran tus campañas de correo electrónico en general y te permite evitar la temida «cancelación de suscripción».

4. Proceso de compra

Comprender dónde están tus registros en el proceso de compra proporciona otra manera de segmentar. Es probable que los nuevos suscriptores solo estén buscando lo que se les prometió cuando se registraron y sus expectativas para el futuro aún no están realmente establecidas o no están listos para comprar.

Sin embargo, los suscriptores de mucho tiempo ya lo han visto todo en este momento: saben qué tipo de contenido envían normalmente y qué tipo de beneficios pueden esperar obtener.

Así que, asegurarse de no decepcionar a esta multitud más experimentada (y encontrar nuevas formas de participar y deleitarlos) es clave para mantenerlos cerca a largo plazo.

No olvides a las cestas o carritos abandonados. Estos ya tienen una intención de compra que fue interrumpida, tal vez no estaban seguros o no tenían tiempo. Asegúrate de enviarles un correo para recordarles de su pedido incompleto.

5. Fuente de adquisición

Saber de dónde proviene un suscriptor puede ayudarte a descubrir cómo hacer que abran tu mensaje.

Por ejemplo, un registro de un evento será un tipo de candidato muy diferente al de un registro de una campaña pagada.

Conocer las tácticas que los atrajeron a tu empresa en primer lugar, le brinda a tu marketing por correo electrónico una mejor oportunidad de tener éxito con cada audiencia.

6. Tipo de prospecto

No es lo mismo enviar un correo a un nuevo suscriptor que tal vez no está listo para comprar que a un prospecto que tiene tiempo leyendo tu contenido. El nuevo suscriptor necesitas nutrirlo con más información antes de presentarlo tu producto o servicio.

¡Esperamos que esta publicación te haya dado algunas ideas sobre cómo puedes segmentar tu lista para un enfoque más específico!

Para obtener un tutorial paso a paso sobre cómo dividir a tus suscriptores en grupos, visita nuestra página de ayuda para crear una lista.

Mejores prácticas en la segmentación de listas de correo electrónico

Ahora que conoces los conceptos básicos sobre cómo comenzar con la segmentación en email marketing, aquí te dejamos algunos consejos para lograr los mejores resultados:

  • Mantenlo simple

No crees segmentos interminables solo porque sí. En su lugar, identifica los factores más importantes que influyen en las decisiones de tus clientes.

  • Entiende a tu audiencia

Investiga un poco para crear un perfil de tu cliente actual. Luego, puedes crear segmentos relevantes en torno a sus principales características.

  • No pidas demasiado a tus suscriptores

Si bien los formularios de suscripción son una fuente útil para recopilar datos de contacto, debes tener cuidado de no disuadir a las personas de registrarse. Deja en claro por qué solicitas la información y cuál será el beneficio para ellos.

  • Combina condiciones para crear segmentos más precisos

El uso de varios criterios para la segmentación te ayudará a crear campañas que sean aún más personalizadas. Por ejemplo, en lugar de dirigirte únicamente a las personas que han visito determinada campaña, puedes limitar esto a aquellas que vivan en determinado país.

  • Ahorra tiempo con contenido dinámico

Crea bloques dinámicos de contenido que solo aparezcan a las personas que cuentan con ciertos criterios.

  • Da seguimiento al desempeño

Una vez que hayas enviado tus campañas segmentadas, revisa tus resultados. De esa manera, obtendrás información valiosa sobre lo que funciona para las diferentes audiencias.

Es momento de probar las campañas segmentadas

Ahora que tienes los conocimientos técnicos, es hora de pasar de los correos electrónicos masivos a mensajes más personalizados para tus suscriptores.

Empieza con algo pequeño identificando una variable clave que divida tu audiencia en subgrupos. Desde allí, puedes ajustar tus campañas para abordar sus diferentes necesidades. Incluso cambios menores en tus correos electrónicos pueden resultar en mejores resultados y conversiones.

Prueba de ello es el siguiente caso de éxito de nuestra agencia Partner Mikmac.

¿Listo(a) para llevar tu marketing a otro nivel?

Elimina el estrés de tu trabajo con una solución diseñada para ti!

Comienza gratis